viernes, 30 de enero de 2015

Melodía para la seducción

De pequeña, Cassandra fascinaba al público de sus conciertos noche tras noche... Pero, cuando murieron sus padres, Cass se encerró en su propio mundo, llegando a ser incluso demasiado tímida como para salir de casa. Una vez al año, compartía su amor por la música ofreciendo clases de piano en una subasta benéfica... Ese año consiguió la puja más alta. ¡Nada menos que cien mil dólares!
El comprador fue Neo Stamos, un arrogante empresario griego. Deseaba a Cass con ardiente pasión, aunque sabía que la dulce y tímida joven necesitaría su tiempo...

Descargar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario