domingo, 22 de febrero de 2015

Cautiva del italiano

Tercero de la serie.
 Kathy atendía mesas durante el día y por la noche limpiaba para escapar de los errores del pasado. Su mundo nada tenía que ver con el de Sergio Torenti, un millonario despiadado y guapísimo. Pero una noche, Sergio se fijó en que bajo aquellas horribles batas, Kathy escondía un cuerpo perfecto… y ella le entregó su virginidad. Kathy creía que eso sería todo… pero entonces descubrió que se había quedado embarazada.
Sergio había descubierto el secreto que ocultaba Kathy y, por mucho que dijera que era inocente, no la creía. Quizá no fuera capaz de amarla, pero se casaría con ella y sería el padre de su hijo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario