miércoles, 4 de febrero de 2015

Serás mi amante

Una amiga periodista le pidió a Mel que la ayudara... ¡y ahora la iban a pillar con las manos en la masa! Estaba escondida en el baño de una suite y escuchó horrorizada volver a Jack Devlin, que regresaba a su habitación para ducharse.
El millonario resultó ser un hombre moreno, guapo y misterioso, y la pasión que se desató entre ellos fue increíble. Después de aquello, él se las ingenió para que Mel aceptara ser su amante durante dos semanas, durante las que disfrutaría de su vida de lujo y glamour.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario