domingo, 8 de marzo de 2015

A merced del duque

Charley haría cualquier cosa con tal de seguir cobrando su sueldo y poder  mantener a sus hermanas y a sus sobrinos… aunque eso significara trabajar en Italia para el exigente y autoritario duque Raphael Della Striozzi.
Raphael no podía entender por qué una mujer como Charley se vestía con ropa de baratillo. ¡Iba a llevarla a una boutique de diseño! Pero fue en el dormitorio donde tuvo lugar la transformación completa de Charlotte. Pasó de ser una virgen tímida y sin personalidad a convertirse en una amante bella y segura de sí misma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario