sábado, 7 de marzo de 2015

A merced del magnate griego

Primero de la serie.
 A Ilios Manos no le interesaba la triste historia de Elizabeth Wareham. ¿Y qué si estaba en la ruina y no tenía ni sitio donde alojarse? Quería que le devolviera su dinero y cumplir su venganza. Marcaría el precio de lo que le debía como mejor le conviniera a él.
Pero cuando Ilios se fijó mejor, percibió la inocencia de Lizzie y supo que no podría arrebatársela a la ligera. Así que escogió la siguiente opción que más le convenía.
¡Estaba dispuesto a ser compasivo.... y convertirla en su esposa!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario