sábado, 23 de mayo de 2015

Hijo de la pasión

El hijo de Kimberly Townsend estaba en peligro y la única persona que podía ayudarlo era su padre, el millonario Luc Santoro.
Luc ni siquiera sabía que tenía un hijo y creía que Kimberly no era más que una cazafortunas. Sin embargo, el guapísimo magnate brasileño estaba dispuesto a darle el dinero que necesitaba... a cambio de que se convirtiera en su amante.
Pero Kimberly ya no era la muchacha inocente que él había conocido hacía siete años... e iba a hacer que perdiera el control de un modo que jamás habría imaginado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario