sábado, 13 de junio de 2015

Amante rebelde

Cuando Constantine Karantinos se enteró de que tenía un heredero, hizo todo lo que estaba en sus manos para reclamarlo. Apenas recordaba haberse acostado con Laura, al fin y al cabo no era más que una insignificante camarera...Quizá volver a acostarse con ella le refrescara la memoria...
Una vez en Grecia, resuelta a mantener su independencia como ama de llaves, durante el día Laura insistió en cocinar y limpiar. Sin embargo, por la noche Constantino le exigió cumplir con su deber en la cama.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario