domingo, 7 de junio de 2015

El duque y la cantante

¿Qué mujer no sentiría calor y se ruborizaría si Titus Alexander la miraba así? Roxanne Carmichael había formado parte de un grupo musical de gran éxito y estaba acostumbrada a que la mirasen miles de ojos, pero en esos momentos en los que se dedicaba a fregar suelos una mirada condescendiente del duque de Torchester era suficiente para hacer que le ardiese la sangre de ira... ¡y de atracción! Titus no soportaba a las personas mentirosas y nunca bajaba la guardia, pero su nueva sirvienta estaba haciendo que su autocontrol se tambalease con sus increíbles piernas y su traviesa boca. Titus sabía que solo había una manera de sacársela de la cabeza, y era metiéndola en su cama.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario