miércoles, 18 de noviembre de 2015

Diamantes de pasión

Simon Farringdon tenía planes para la bella Charlotte Christie... que no sospechaba que el collar de diamantes que adornó su cuello el día de su boda significaba mucho más de lo que ella creía...
Simon no descubrió la inocencia de Charlotte hasta que ya fue demasiado tarde y había conseguido llevársela a la cama para compartir una noche de pasión. ¿Qué pasaría cuando ella descubriera que aquel collar era el único motivo por el que se había casado con ella?

Diamantes de venganza

El millonario Joel McAlister no confiaba en Bethany Seaton y desde luego no la amaba. Pero la deseaba y estaba dispuesto a pedirle que se casara con él para impedir que estuviera con otro... Pensaba que su amor por él era tan superficial como su proposición de matrimonio...
Después de la romántica boda y de oír sus dulces palabras de amor, Bethany creyó estar en el cielo. ¿Qué pasaría cuando descubriera los planes ocultos de su flamante esposo?

Herencias de pasión

Gabriella Benito se enamoró de su rico hermanastro Rufus Gresham en cuanto lo vio por primera vez. Pero Rufus reprimió su propio deseo y rechazó a Gabriella, convencido de que lo que ella buscaba era un marido rico... igual que había hecho su madre.
Cinco años después, Rufus y Gabriella se vieron obligados a casarse para asegurar sus respectivas herencias. Gabriella no estaba muy convencida porque Rufus seguía creyendo que era una vulgar cazafortunas. Pero si lo rechazaba, lo perdería todo.
El día de la boda, Gabriella se quedó de piedra cuando Rufus la besó apasionadamente, y empezó a preguntarse si su futuro esposo pretendía servirse de aquel matrimonio de conveniencia para llevársela a la cama... siempre que quisiera.

Castillo en la nieve

¡Iba a pasar la Navidad en España con una desconocida que lo había contratado como acompañante! ¡Silas Stanway estaba furioso! ¿Cómo demonios había aceptado acompañar a aquella desconocida a una boda en España? Pensó que debía de ser una mujer desesperada. Sin embargo, se encontró con una mujer dulce, sincera y deliciosamente confusa... aunque seguía convencido de que, si había necesitado contratar a un hombre, era que... bueno, necesitaba a un hombre. Al llegar a España comprobó que tenían una habitación... con una sola cama y Silas pensó que eso confirmaba sus sospechas. Pero eso no le molestó en absoluto porque Tilly había despertado en él una increíble atracción sexual...

Prioridad seducción

Sabía que no era en absoluto el tipo de mujer despampanante que le gustaría a un hombre como él... El ejecutivo Harry Breedon era increíblemente rico y guapo... y nunca había mostrado el menor interés fuera de lo profesional en su eficiente secretaria, Gina Leighton. ¿Por qué iba a hacerlo?, pensaba ella. Era una chica corriente y algo gordita. Pero Harry sí se había fijado en ella... y en sus sexys curvas. Tendría que actuar rápidamente si no quería que Gina aceptase la oferta de trabajo en Londres que había recibido. El multimillonario empresario estaba decidido a convencerla de que no se marchara... aunque para ello tuviese que casarse con ella.

Decisión imposible

Había empezado trabajando para él... pero estaba a punto de convertirse en su esposa

Connah Carey Jones necesitaba alguien que cuidara a su hija, y Hester Ward era la candidata perfecta. Era práctica, eficiente y muy hermosa... algo en lo que Connah no podía evitar fijarse. Durante un viaje a la Toscana, al que el guapísimo millonario se llevó a Hester, estalló la pasión entre ambos, y Connah le propuso que añadieran algo a su contrato de trabajo... el matrimonio. Hester debía tomar una imposible decisión: dejar al hombre y a la pequeña a los que tanto había llegado a querer o aceptar ser la esposa de conveniencia de Connah...

Destinos cruzados

Volver a su casa en el campo le ofrecía a Kate la oportunidad de encontrar la seguridad que tanto necesitaba. Pero había un problema: su ex prometido, el millonario Jack Logan. Seguía siendo el mismo hombre arrebatador que le había hecho perder la cabeza en otro tiempo... y la atracción que había entre ellos tampoco había cambiado.
Habría sido muy sencillo dejarse seducir por Jack, pero ¿cómo podría explicarle por qué le había ocultado aquel secreto durante tanto tiempo?

De la traición al amor

¡La convertiría en su esposa en Navidad! Blossom era una chica corriente, alguien que nunca atraería a un hombre rico por mucho tiempo. De hecho, sólo seis meses después de casarse, su primer marido la había abandonado por una despampanante modelo... en Nochebuena. Por eso cuando apareció en su vida Zak Hamilton, un empresario rico y poderoso, Blossom no comprendió que le pidiera una cita... y decidió no dejarse embaucar por él. Pero Zak comprendía perfectamente el miedo de Blossom y veía su modestia como un desafío. Tenía que hacerla suya...

Miedo a enamorarse

Se casaría con ella si eso era lo que hacía falta...

A Carter Blake le encantaban los desafíos y estaba acostumbrado a conseguir todo lo que se proponía. No se había hecho millonario aceptando negativas. Y en cuanto conoció a Liberty Fox supo que tenía que ser suya. Lo que no esperaba era que Liberty resultara tan difícil de seducir... Aquello sí que era un desafío. Debía averiguar por qué no confiaba en él. Quizá la única manera de convencerla de que se entregara, sería renunciando a sus días de soltero y dándole un ultimátum...