domingo, 27 de noviembre de 2016

Seducción por venganza





El millonario Riccardo Fabbrini estaba furioso porque durante mucho tiempo
le habían ocultado que tenía una hija y, según él, la culpa de todo la tenía la
mujer que la había estado cuidando, a bella Julia Nash. Riccardo decidió
utilizar su arma más poderosa para vengarse: la seducción. Después de todo,
hasta aquel momento ninguna mujer había conseguido resistirse a sus
encantos...
Pero con cada beso que compartía con la impetuosa Julia, la rabia de Riccardo
fue desapareciendo poco a poco y fue dejando su lugar a un sentimiento
desconocido... aquello era algo que no había sentido jamás...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario