lunes, 26 de diciembre de 2016

Sonrisas en Navidad




Ella era muy bella... ¿podría amansar a la bestia?
Cuando Kay Sherwood apareció en el despacho de Mitchell Grey con su ajustado traje de ciclista, él se quedó boquiabierto. De hecho se quedó tan impresionado que le pidió inmediatamente que cenara con él.
Hasta entonces el magnate sólo había tenido aventuras sin compromiso, pero la irrefrenable pasión que había surgido entre ellos le daba miedo. Intimar más con una madre soltera como Kay era demasiado peligroso. Pero Mitchell no había contado con la llegada de la Navidad, una época mágica en la que hasta el más empedernido soltero podía cambiar...
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario