domingo, 31 de enero de 2016

El príncipe heredero

El remedio era... el matrimonio.
Hannah Latimer, frívola y muy hermosa, había dejado su vida sofisticada para trabajar en una ONG y demostrar que servía para algo. Sin embargo, cayó presa de un régimen autoritario e intolerante y su única forma de escapar fue el poderoso y arrogante príncipe Kamel.
Kamel, obligado a casarse con Hannah para evitar una guerra con el país vecino, tenía poca paciencia con esa princesa mimada, pero era su deber y no podía dejarlo a un lado. No había amor entre ellos, pero sí tenía que haber un heredero... y habría pasión.

Cautivado por su inocencia

Tenía que recibir lecciones de pasión… Anna estaba a punto de conseguir el trabajo de sus sueños cuando se lo arrebataron todo. Y solo había un hombre al que se podía culpar. Cesare Urquart, un antiguo piloto de carreras, creía que Anna era la mujer que estuvo a punto de terminar con el matrimonio de su mejor amigo. Pero, cuando Anna llegó a la preciosa finca que Cesare tenía en Escocia para trabajar como empleada de su hermana, él experimentó una atracción que no había sentido en años. Pronto, empezó a cuestionarse la idea que tenía de ella. Porque, bajo la insolente actitud de Anna, había una inocencia irresistible que Cesare no podía dejar sin explorar…

Amor servil






¡Contratada como amante! Zoe Grace era terrible como ama de llaves de la hacienda Montero. Tanto que se enfrentaba a ser despedida tras solo dos semanas. Desesperada por mantener su empleo, estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para convencer a su guapo jefe español de que le diera otra oportunidad. Alejandro Montero no podía creer que su nueva ama de llaves fuera tan inepta. Tenía que irse, y rápido. Pero despedir a la bella Zoe, que tenía a su cargo a dos niños, arruinaría su reputación. Así que Alejandro decidió instalarla al alcance de sus ojos, y tal vez de sus manos… ¡En su cama!

domingo, 10 de enero de 2016

Caricias y diamantes

Si el hielo se encuentra con el fuego...
La hermosa Leila, la menor de las famosas hermanas Skavanga, se había ganado la fama de ser el diamante intacto de Skavanga, y estaba cansada de serlo. Había llegado el momento de empezar a vivir la vida y ¿quién podía enseñarle mejor a vivirla que Rafa León, ese atractivo español?
¡Rafa no tenía inconveniente en mezclar el trabajo y el placer! Intrigado por su timidez y pureza, y tentado por su petición, se ocuparía de que Leila disfrutara de todo lo que podía ofrecerle la vida. Sin embargo, cuando la fachada gélida de ella dejó paso a una pasión desenfrenada, él se dio cuenta de que jugar con fuego tiene consecuencias.

Algo más que su jefe

El poderoso magnate nunca había mezclado los negocios con el placer… hasta ese momento. Desde el momento en que, en una discoteca de Londres, Alicia Teller tropezó y cayó en los brazos de Nikolai Korovin, el control férreo que ejercía sobre sí misma comenzó a debilitarse. La noche de pura pasión que pasaron juntos no iba a repetirse, por lo que Alicia se quedó horrorizada al entrar en el salón de actos, el lunes por la mañana, y reconocer unos ojos que la miraban. Nikolai perdió la compostura al verla. Alicia había llenado su fría y oscura vida de color, y sus fascinantes curvas le distraían de su deber.

A las órdenes del conde

La delgada línea entre la pasión y la venganza no tardó en desvanecerse
Paige Fielding estuvo esperando durante diez años el regreso de Giancarlo Alessi a su vida. Pero el hombre al que se había visto obligada a traicionar no estaba interesado ni en hacer preguntas ni en oír disculpas.
Ingratamente sorprendido al descubrir que Paige trabajaba como asistente personal de su madre, Giancarlo sintió renacer su sed de venganza. Obligó a Paige a trasladarse hasta la Toscana, donde la obligó a someterse a todas sus órdenes.
Y cuando Giancarlo descubrió que Paige estaba embarazada, no pudo evitar preguntarse si, en realidad, no era a ella a quien tan desesperadamente deseaba, y no la venganza.