sábado, 11 de febrero de 2017

Boda por chantaje

Lia había dado la espalda a sus aristocráticos familiares, pero ahora necesitaba que la ayudaran a salvar a su hija. ¿Y qué hicieron ellos? La vendieron al mejor postor.
Damián Márquez valoraba enormemente la sangre azul que corría por las venas de Lia porque a él le habían arrebatado el título al nacer. Por eso Lia era la mujer perfecta para casarse, podría darle un heredero.
Pero Lia sabía que nunca podría ser suya en la cama...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario