lunes, 22 de mayo de 2017

Deseos saciados

Le dejó sumamente claro que la deseaba… pero sin ataduras de ningún tipo Rebekah Evans, cocinera profesional, se había prometido a sí misma mantener las distancias con su jefe, Dante Jarrell, el solicitado abogado especializado en divorcios. Pero, en una noche de debilidad, acabó traicionándose a sí misma. Dante jamás habría imaginado que el uniforme de cocinera de Rebekah escondiese semejantes curvas. Como no había logrado satisfacer del todo su apetito por ella, decidió llevársela a la Toscana. Durante unos días de intensa pasión, Rebekah comenzó a derribar las defensas de él… hasta que descubrió que Dante la había dejado embarazada.

Amor protector


Xandro Caramanis quería una esposa. La candidata debía ser de buena familia y debía estar dispuesta a compartir su cama para darle un heredero. Además, debía aceptar un matrimonio sin amor. 
Ilana Girard era una hermosa joven de la alta sociedad con reputación de ser una princesa de hielo. Ella, mejor que nadie, entendería las condiciones de aquella relación. 
Pero Ilana aceptó la proposición de Xandro porque necesitaba protección para defenderse del pasado. Lo que él no sabía era que no era una mujer fría y sofisticada, sino una joven tímida y asustada...

Pasión arrebatadora

Quinto de la serie. Aparentemente, Bella Hudson tenía el mundo a sus pies pero, en el ámbito privado, su vida era un auténtico desastre: una ruptura humillante, paparazzi persiguiéndola… La estrella de Hollywood necesitaba escapar y encontró lo que buscaba disfrutando de una noche de placer lejos de los focos en la cama del magnate hotelero Sam Garrison. 
Sin embargo, eso no era suficiente para él y, con tal de tenerla a su lado, estaba dispuesto a desafiar a los medios que tanto aborrecía. Aunque no quisiera admitirlo, se había enamorado de Bella y no iba a dejarla marchar tan fácilmente… 

Por fin suyo

Cuarto de la serie. En el acelerado y competitivo mundo de la industria del cine de Hollywood, Max Hudson era el mejor. Siempre trabajando a contrarreloj, jamás dejaba que nadie se interpusiera en su camino cuando se trataba de cumplir plazos de entrega; ni siquiera su fiel asistente, Dana Fallon. 
Sus tentadoras curvas hacían estragos en la cabeza de Max y en su libido, pero su repentina dimisión estaba a punto de desatar el caos en Hudson Pictures y el dinero no parecía ser suficiente para hacer que cambiara de opinión. 
Sin embargo, Max contaba con otras formas de persuasión… 

La amante del francés

Tercero de la serie. Durante sus veinticinco años de vida, Charlotte Hudson había aprendido muy bien a ser una persona seria y profesional. Sin embargo, de repente se vio envuelta en el rodaje de una película de Hollywood, atrapada en una milenaria mansión de la Provenza con Alec Montcalm, un playboy francés de dudosa reputación. 
Mientras sus parientes de Hudson Pictures filmaban en Château Montcalm, un verdadero romance tenía lugar bajo sábanas de seda y tras legendarias puertas de madera.

Condenados a amarse


Segundo de la serie. Cece Cassidy estaba acostumbrada a escribir guiones, no a formar parte de la historia. Sin embargo, la prensa sensacionalista había descubierto su relación con Jack Hudson y la paternidad del niño al que ella había, supuestamente, adoptado.Desgraciadamente, el padre fue el último en saberlo. Y se enfadó tanto con Cece que la obligó a casarse con él sin obtener a cambio ninguno de los beneficios maritales.El magnate del mundo cinematográfico volvía a romperle el corazón; pero Cece anhelaba sus caricias y esperaba escribir un final feliz para aquel amor tempestuoso.

Compromiso fingido

Primero de la serie. Años después de huir de Hollywood, la actriz Gwen McCord se enfrentaba a su papel más difícil. Luc Hudson, un magnate de la industria del cine al que no había visto nunca, anunció su compromiso con ella. Y, para colmo de males, se instaló en su refugio de Montana, donde ella se creía a salvo de la vorágine mediática de Los Ángeles. 
Obligada a seguir con la farsa para proteger a su hermana, Gwen se vio inmersa en un mundo de estrenos, promociones y juegos de poder. Sin embargo, el auténtico peligro estaba en sucumbir a los encantos del jefe de publicidad de Hudson Pictures.

Asuntos Pendientes


Sexto de la serie. El vicedirector de Hudson Pictures podía tener a cualquier mujer, pero él quería a una mujer sin exigencias ni compromisos y Valerie Shelton parecía ser la apropiada. 
Sin embargo, su recatada y sumisa esposa decidió incumplir el acuerdo matrimonial y Devlin se propuso recuperarla a toda costa.
Ganar la partida no iba a ser fácil, pero él aún guardaba su mejor carta y estaba dispuesto a usarla… en la cama. Pero lo que Devlin no sabía era que la joven y tímida Valerie tenía un lado apasionado, algo inesperado e irresistible que iba a poner su mundo patas arriba.