domingo, 17 de diciembre de 2017

Su verdadero amor

El ejecutivo italiano Bruno Giannella era la fantasía de cualquier mujer: guapo, sexy y rico. Por
eso Katy creía estar soñando cuando él le pidió que fuera su secretaria.
Seguramente, las chispas que saltaban entre ellos sólo eran producto de su imaginación.
Después de todo, Bruno era un hombre de mundo y no podía querer nada de una tímida joven
inexperta como ella. Sin embargo, Bruno parecía convencido de que, bajo la medrosa apariencia
de Katy, se escondía una mujer ardiente y sensual... ¡y desatar sus deseos ocultos era el punto
más importante de su agenda!
Su jefe era el hombre de sus sueños...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario