miércoles, 4 de abril de 2018

Chantaje emocional

No estaba dispuesta a sucumbir a un chantaje emocional.Georgie seguía enamorada de su exmarido, Jed, pero se había resignado a seguir viviendo sin él porque estaba segura de que jamás podría darle lo que ella quería: amor, y ella nunca podría darle lo que él deseaba: un hijo.Pero Jed Lord siempre conseguía lo que quería. Y, en ese momento, lo único que le preocupaba era recuperar a su esposa... e iba a lograrlo aunque para ello tuviera que chantajearla.

1 comentario:

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.